lunes, 13 de diciembre de 2010

Pastel de Jaiba en la hosteria Yelcho

Hosteria Yelcho



Un dia de mucha lluvia, pero muchisima lluvia, nos decidimos cruzar la frontera a Chile, que estaba ahi nomas a 200 m.. Pasamos por Palena y seguimos con direccion a Chaiten, el pueblo que quedó sepultado hace algunos años por el volcan.
Uno va bordeando el lago Yelcho y cruzando arroyos embravecidos hasta que llega a una hosteria bellisima.
Alli almorzamos un pastel de Jaiba exquisito acompañado del vino blanco por el cual Chile se ha hecho famoso. Una enorme estufa a leña nos daba calor y algunos pescadores de mosca volvian empapapados pero contentos.


Pastel de Jaiba (cangrejo)

½ kg de jaiba
1 pancito sin costra remojado en leche escurrido y pasado por un cedazo
1/4 taza de vino blanco
¾ taza de crema
4 cuch de parmesano fresco rallado
El pastel de jaiba es algo delicado. La carne de jaiba es tan suave que no se debiera invadir con cebolla y ajo. Se hace con poco pan (1 chico por medio kilo de jaiba), que se remoja bien remojado en leche y luego se pasa por cedazo o por colador. Se une esto con la jaiba, el vino blanco y crema fresca. Se llenan unas cazuelas de barro con esta mezcla y se le ralla el queso encima, no demasiado, se lleva unos 15 minutos al horno hasta que este doradito y burbujeante.

2 comentarios:

  1. Sigue deleitandome con el viaje chileno.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Marlis, estoy encantada con estos posts que estás bajando, qué hermosas fotos, y muy buenas las recetas! Anoche ya estaba mirando el preview pero ya era muy tarde para visitarte, extraño mucho esos paisajes, aunque no me puedo quejar, acá también es muy lindo, después de todo compartimos las mismas montañas :)
    Te decía en mi blog, fijate que tengo muchas recetas con rabanitos/radish cocidos, salsas también.
    Cariños,
    Myriam

    ResponderEliminar