jueves, 3 de noviembre de 2016

Torta Pascualina




Hoy reelaboré esta receta que había subido hace algunos años, muy buena!!
La mas famosa de las tartas de verdura y la mas rica!!!!! y a ver a quién le tocan los huevos!!

Ingredientes (para 4 personas):

1 kg de acelga o espinaca
4 zanahorias medianas
1 lata de arvejas
1 cebolla
2 dientes de ajo
Un poco de queso rallado
Sal y pimienta
3 huevos enteros mezclad os con el tenedor
Aceite de oliva extra virgen
3 tapas de tarta de hojaldre o 2 como les quede mas cómodo
3 huevos, opcional

Procedimiento:
Hervir la acelga y las zanahorias, escurrirlas bien y picarlas un poco, no demasiado.
Picar y rehogar la cebolla y el ajo, mezclar con la acelga, las zanahorias, la lata de arvejas, queso rallado, sal, pimienta y los tres huevos, reservar.


En una tartera enmantecada poner una de las tapas, pintarla con manteca derretida y pegar la otra tapa encima, luego rellenar con la mezcla anterior y si quieren hacer 3 huecos en el relleno para poner los huevos enteros (pero sin cascara por favor, jajaja!!!!) ,

 taparlos suavemente para que no se desarmen con un poco de relleno y luego cubrir todo con la tercera tapa de hojaldre, pincharla con un tenedor y poner   a horno caliente hasta que esté todo bien dorado.


domingo, 30 de octubre de 2016

Bondiola casera


La bondiola casera es muy fácil de preparar, hay que aprovechar los meses fríos del año para poder colgarla a secar en un lugar fresco, seco, oscuro y ventilado. Debe comprarse una bondiola fresca, nunca congelada, y en una carnicería con todos los controles oficiales de procedencia y bromatología. El peso de la pieza varía entre uno y dos kilos, si es mas chica el tiempo de secado será menor.
Deben calcular el tiempo completo entre el salado y el secado de unos 25 a 30 días.
Yo compré un papel microporoso especial para embutidos pero se puede usar papel manteca si no consiguen, hilo choricero para bridarla y redecilla.
Manos a la obra y aquí están los ingredientes:

1 bondiola de cerdo
1 kilo de sal gruesa, no yodada
100 grs de azúcar

papel microporoso o papel manteca, hilo choricero, redecilla

3 cucharadas de pimentón dulce
1 cucharada de ají picante

Quitar el exceso de grasa de la bondiola si fuera necesario. Buscar una fuente que la contenga justo, mezclar el azúcar con la sal gruesa, hacer una cama con esta mezcla en la fuente, ubicar la bondiola y cubrir con el resto de la mezcla, con las manos meter bien la sal en todos los pliegues y alrededor de la bondiola.
Poner en la heladera, si la bondiola tiene hasta un kilo y medio dejar 2 días y medio, si es mas grande dejar tres días y medio. Una vez por día quitar el agua que se va juntando en la fuente y reacomodar la sal para que siempre esté toda cubierta la bondiola.
Cuando haya pasado el tiempo necesario sacar la bondiola de la heladera, quitar toda la sal, lavarla y secarla bien con el rollo de cocina y dejarla una hora colgada secando.
Una vez seca rebozarla con la mezcla de pimentón y ají molido, masajearla bien para que se cubra toda.

Envolver la bondiola con el papel y luego atarla bien apretada con el hilo choricero y dejarlo largo para poder colgarla.



Meter la bondiola dentro de la malla, atar en las puntas.

Colgar la bondiola en un lugar fresco, oscuro, ventilado y seco.
La bondiola estará lista cuando haya perdido el 30% de su peso inicial, para una pieza chica mas o menos 20 días, para una mas grande entre 25 y 30 días.
Si la bondiola es grande y no la van a consumir rápidamente, se puede congelar una parte. la parte que están consumiendo la pueden poner en la heladera envuelta en el mismo papel que se usó para secarla y agregar un poco mas.

martes, 18 de octubre de 2016

Zapallitos rellenos




Zapallitos rellenos y ensalada de tomates, queso de cabra y albahaca

Ingredientes:
6 zapallitos
1 diente de ajo
1 cebolla chica
1/2 aji morrón picado
1 tomate picado
2 cuch de aceite de oliva
Pulpa de los zapallitos cocinados
4 cucharadas de miga de pan remojada en leche y escurrida
2 huevos enteros
3 cucharadas de queso rallado
1 lata de buen pate de foie o carne cocida procesada
sal pimienta (opcional)
1 cucharada de perejil picado

Para cubrir los zapallitos:
1 cucharada de pan rallado
1 cucharada de queso rallado

3 cucharadas de aceite de oliva y sal para la ensalada

Remojar la miga de pan en un poco de leche, escurrir y reservar.
Cocinar las zapallitos en agua y sal cuidando que no queden demasiado blandos. Dejarlos enfriar un poco y luego cortarlos por la mitad y ahuecarlos.

Picar la pulpa de los zapallitos.
Rehogar la cebolla, el ajo y el pimiento en el aceite de oliva, agregar el tomate picado, la pulpa de los zapallitos y cocinar un poco hasta que se evapore el líquido, agregar sal y pimienta, el pan remojado y el paté si lo usan, batir los dos huevos un poco y agregar.

Rellenar los zapallitos, ponerlos en una asadera untada con un poco e aceite, espolvorear por encima con queso rallado mezclado con pan rallado y llevar al horno, cocinarlos hasta que esten dorados por arriba, 1/2 hora aprox..

En vez del queso rallado, por encima se le pueden poner un poco de salsa blanca o salsa de tomate.
Los servimos con una ensalada de tomate, queso de cabra y albahaca, a la que solo le agregue un poco de sal y aceite de oliva.


sábado, 15 de octubre de 2016

Coliflor al ajoarriero


Coliflor, algunos dicen la coliflor y otros dicen el coliflor. Según google es femenino pero bueno la costumbre aqui nos hace decir "deme un coliflor".
No hay cosa mas rica que la coliflor con sus blancas flores de sabor cremoso.
Del blog DIRECTO AL PALADAR saqué esta receta que me encantó y la cual nos comimos con mucho placer.

 Ingredientes:

1 coliflor
4 dientes de ajo cortados en láminas
aceite de oliva extra virgen c/n
1 ramita de romero fresco o 1 cta de seco
2 ramitas de tomillo fresco o 1 cta de seco
1 cta de pimentón dulce
1 cta de vinagre
sal y pimienta

Separar el coliflor en flores y cocinarlas en agua con sal hasta que estén tiernas. Escurrir y reservar.

En una sartén verter el aceite de oliva y rehogar el ajo y las ramitas de tomillo y romero sin que se doren.

Agregar el pimentón, rehogar 1 minuto y luego retirar del fuego, incorporar la cta de vinagre.
Servir la coliflor regada con esta salsa y los ajos.




lunes, 5 de septiembre de 2016

Patagonia:"Tras los pasoso de Musters", nuestro libro salió a la venta!!!


Obra: “Patagonia: Tras los pasos de Musters — Guia histórico Geográfica para el  viajero del siglo XXI”

Para adquirir el libro:

en Mercado Libre 

en Bariloche: Librería Cultura, San Martín 243, tel: (0294) 4420193
Info por e-mail a: marlisha11@yahoo.com

Entre abril de 1869 y mayo de 1870, George Chaworth Musters, un joven marino inglés,  llevó a cabo uno de los viajes más notables en la historia de las aventuras geográficas.  Acompañado de un pequeño grupo de indígenas tehuelches —los famosos “patagones”— fue el primer hombre blanco en recorrer la Patagonia en toda su longitud. Un año después, publicó el relato de ese viaje: “Vida entre los patagones”, una minuciosa guía de viaje y descripción de los hombres y sus costumbres con los que convivió.

En 2010, siguiendo las huellas de Musters, reconstruimos su viaje paso a paso. Desde las frías aguas del Estrecho de Magallanes, remontamos las ventosas latitudes patagónicas para llegar a Carmen de Patagones, junto a la desembocadura del Río Negro en el mar. Nos llevó tres años y casi 20000 km de recorrido para descubrir, ubicar y definir los lugares exactos por donde la partida efectuó la travesía. Determinamos los sitios donde instalaron sus campamentos; donde cazaron el guanaco y el ñandú; donde se encontraron con otros grupos para confraternizar; donde efectuaron sus ceremonias de iniciación.  Invierno, primavera, verano y otoño transcurrieron una y otra vez para llevar a cabo este viaje. Varios miles de fotografías, coordenadas geográficas, mapas y croquis geográficos se juntaron al término del viaje. Una selección de todo ese material se usó para confeccionar la obra publicada, El resto, integra la información vertida en este “Blog”, apoyatura digital del libro y fondo documental del viaje.

La obra se define como “guía de viaje”, herramienta necesaria para recorrer Patagonia y descubrirla con los ojos de la historia, con los ojos de Musters. La idea es que de esta forma se trascienda el mero goce paisajístico y se conozca el sentido que ese paisaje imprime en la historia humana. Una historia que comenzó 13000 años atrás, y aún continúa. Reeditar el viaje de Musters es reeditar su aventura, cada uno en su propio tiempo.

<script>

viernes, 19 de agosto de 2016

Pan de fermentación lenta con masa madre



 La masa madre es un  cultivo de las levaduras presentes de forma natural en los cereales en combinación con los microorganismos del medio ambiente, muy parecido a la fermentación de la cerveza y el vino. Esta forma de preparar el pan ha existido desde hace miles de años, antes de que existiese la levadura comercial. Con el debido cuidado se puede guardar esta masa madre durante mucho tiempo. En inglés se llama sourdough, en alemán Sauerteig y en francés levain pues le da al pan un ligero sabor ácido.
Obtuve la receta para preparar masa madre del blog Directo al Paladar, donde también pueden leer otros artículos sobre este tema tan fascinante como la visita a la biblioteca de masas madre de St Vith, donde se guardan masas madre de todo el mundo algunas antiquísimas como la china de 100 años de antigüedad.
Para comenzar el proceso de preparar nuestra propia masa madre necesitamos 5 días. Es muy fácil, solo hay que tener un lugar calentito donde ponerla, harina integral y agua pura.

1° día: En un frasco de vidrio limpio del tamaño de un litro colocar 1/2 taza de harina integral y 1/2 taza de agua pura sin cloro, mezclar, tapar y dejar reposar en un lugar calentito de alrededor de 25°C, durante 24 horas. Yo usé harina integral orgánica de El Bolsón, paralelo 42 S.
2° día: Agregar 1/2 taza de harina blanca 3 ceros, 1 cucharadita de azúcar y media taza de agua pura, mezclar y reposar durante 24 horas en el mismo lugar calentito.
3° día: La masa ya ha cambiado de aspecto, se pueden ver pequeñas burbujas en la superficie, le volvemos a agregar 1/2 taza de harina blanca 3 ceros y media taza de agua, revolvemos y dejamos reposar 24 horas en iguales condiciones.


4° día: Retiramos y tiramos el líquido marrón que se ha formado en la superficie y espesamos la masa con 1/2 taza de harina 3 ceros. Reposar en las mismas condiciones.
5° día: La masa está lista para usar para hacer pan.

Conservación:
Si vamos a hacer pan todos los días no hace falta ponerla en la heladera pero si la vamos a usar una vez por semana hay que  refrigerarla bien tapada.
Cuando se va a utilizar se saca del frio con tiempo para que se entibie y los fermentos vuelvan a despertarse pues estaban dormidos al frio.
Luego de usada se repone agua y harina por partes iguales y se deja reposar 24 horas al calorcito antes de ponerla en la heladera de vuelta.
 Si no la vamos a usar todas las semanas conviene una vez por semana tirar una parte y reponer con agua y harina 3 ceros por partes iguales, reposar 24 horas a temperatura ambiente y luego volver a poner en la heladera.
Con esta forma de alimentarla podemos guardar nuestra masa madre durante mucho tiempo.

Para hacer un kilo de pan con masa madre en fermentación lenta, también receta de Directo al paladar:


200 grs. de masa madre a temperatura ambiente
375 ml de agua fría
450 grs de harina
5 grs de levadura comercial fresca
2 ctas de sal

En un bol mezclar el agua con la masa madre y la levadura, incorporar la harina y la sal. Amasar bien y hacer una bola. Ponerla en un recipiente y tapar con papel film, llevar a la heladera y dejar que fermente hasta el día siguiente.
Sacarla de la heladera dejarla a temperatura ambiente durante una hora, dividirla en dos si se van a a hacer dos hogazas o ponerla en un banetón para que leve ya con la forma definitiva.
Calentar el horno a 230°, mediano, agregar una fuentecita con agua pues necesita un poco de vapor para hacerse bien, y meter el pan, hornear durante unos 30 a 40 minutos si son las dos tiras y un poco mas si es una pieza entera. El pan tiene que quedar dorado, los cortes abiertos y sonar hueco cuando se golpea.
El pan hecho así tiene un sabor muy especial, un poco ácido, corteza gruesa y crocante, interior suave, y dura bastante fresco.

En mi banetón

viernes, 15 de julio de 2016

Tarta Ruta 40 - (de manzana con sidra y mousse de calafate)


                                                                        De manzana
Tarta Ruta 40 - (de manzana con sidra y mousse de calafate
(Esta tarta se puede hacer con peras también) 
                                                                         De pera
Esta tarta es mi homenaje a la emblemática Ruta 40 y a su historia. Recorre, de norte a sur, 5224 km del territorio argentino. Comienza en el sur en el Cabo Vírgenes, Pcia de Santa Cruz y termina al norte en La Quiaca, Pcia de Jujuy, en el limite con Bolivia.
Parte de la ruta 40 en la Patagonia fue una antigua vereda indígena por donde transitaban los tehuelches en sus idas y venidas a la "Región de las Manzanas", cerca del Lago Nahuel Huapi, para intercambiar con los mapuches cueros de guanaco y plumas de avestruz por chicha y objetos de plata.
Con esta tarta quise combinar las dos frutas mas típicas de esta zona, las manzanas de la Patagonia norte y el calafate autóctono de toda la Patagonia, y sidra que se produce en esta región, en lugar de la chicha que es muy difícil de conseguir.
Yo naci en San Martin de los Andes, con la asistencia del famoso Dr. Koessler, el primer médico de la región, muy cerca del rio Caleufu donde una vez estuvieron las tolderías del gran cacique del “Pais de las Manzanas”, Valentin Sayhueque (1818-1903)

La región se llamaba asi por la gran cantidad de bosques de manzanos silvestres en el medio de los cuales habitaban en pintorescos valles pre- cordilleranos los indios mapuches que fabricaban la chicha.
Se presume que las primeras manzanas fueron introducidas por el padre jesuita Nicolas Mascardi en 1670 cuando, viniendo desde Chile, fundó la primera misión “Nuestra Señora del Nahuel Huapi” a orillas del lago del mismo nombre.
El calafate es un arbusto que crece en la región cordillerana de la Patagonia y tiene frutos comestibles tanto naturales como en mermeladas. Su corteza amarilla fue utilizada por los tehuelches para pintar los cueros de guanaco.


Tarta Ruta 40 (de manzana con sidra y mousse de calafate)
Ingredientes:
Masa
300 grs (2 tazas) de harina leudante
100 grs (1/2 taza) de azucar
150 grs de manteca
1 cta de vainilla
1 huevo
Mezclar la harina con el azúcar, hacerle un hueco en el medio y poner allí el huevo y la vainilla, mezclarlo con una parte de la harina, luego cortar la mantequilla en pedacitos e incorporarla a la preparación amasando todo bien hasta que quede lisita. Descansar la masa 1 hora en la heladera. Forrar una tartera desmontable enmantecada y enharinada con una parte de la masa, pincharla varias veces con con un tenedor y llevarla al horno mediano de 180º por unos 15 min para secarla, no dorarla, reservar.
Relleno:
1kg de manzanas, verdes o si consiguen pequeñas mas silvestres
 2 tazas de Sidra
2 cucharadas de azúcar

2 cucharadas de azúcar
 ½ taza de nueces
ralladura de limón
pedacitos de manteca
Baño de azúcar:
1 taza de azúcar impalpable
Un poco de sidra
Pelar y cortar las manzanas en octavos, ponerlas en una ollita con la sidra, el azúcar y la ralladura de limón. Cocinarlas hasta que estén tiernas, colar y reservar el liquido. Dejar enfriar.
 Mezclar las manzanas reservadas, ralladura de limón, 2 cucharadas de azúcar y las nueces. Rellenar con esta preparación la tarta semicocida, agregar unos pedacitos de mantequilla por encima  y tapar con la otra parte de la masa, pincelar con huevo batido y llevar al horno a 180 º durante unos 20 min hasta que este bien dorada. Para el baño de azúcar mezclar el azúcar impalpable con un poco de sidra de la cocción hasta formar una pasta no demasiado liquida. En caliente cubrir con este baño la tarta y dejarla enfriar antes de desmoldar.
Acompañar con la mousse de calafate.
Mousse de calafate
200 grs de crema de leche batida
2 cucharadas de mermelada de calafate
Batir la crema de leche hasta que forme piquitos y luego incorporarle la mermelada.
La mermelada de calafate la prepare yo con la pulpa que compre en Bariloche. Se que es imposible para ustedes conseguir mermelada de calafate asi que pueden hacer la mousse con la mermelada que mas les guste, frambuesa, cassis, arándanos, etc..
Esta tarta se puede hacer con peras en vez de manzanas, queda riquísima.
Si no quieren usar sidra para hervir la fruta, se puede hacer con agua, jugo de medio limón y azúcar.