viernes, 10 de junio de 2011

Pan blanco y un poco de historia



Se me ocurrió empezar a subir recetas con un poco de historia y la primera será el pan. El pan es como la piedra fundamental que se mantiene a través de las generaciones, tan parte nuestra como la familia. Y hablando de familia esta foto antigua es de mi abuela a fines del 1800, en Hamburgo, su ciudad natal. Es la mas joven en la foto y pertenecia a una familia que construiían barcos. Cuando vino de visita a Buenos Aires, su madre era argentina, ahi por 1915, se enamoro y se quedo en este pais. Le gustaba mucho cocinar y recibir invitados, vocación que luego heredara mi madre y yo de ellas dos.


Pan blanco
Esta receta esta adapatada a nuestros tiempos modernos ya que uso levadura instantánea, si quieren pueden usar fresca.
Ingredientes:
4 tazas de harina 0000
1 sobre de 10 grs de levadura instantanea
2 ctas de sal
2 cucharadas de aceite o manteca
2 cuch de leche entera en polvo
3 cucharadas de azúcar
1 1/2 taza de agua

Mezcla la harina con los ingredientes secos, hacele un hueco en el medio y echa los ingredientes húmedos, anda tomando la harina de los costados con los dedos y mezclando todo hasta formar un bollo.
Amasá bien, estirando una parte del bollo con la palma de la mano y luego volvelo sobre si mismo y estira otra parte y asi hasta que te quede una masa suave y empiece a hacer globitos. Dejala descansar, mas o menos 1 hora, en un bowl aceitado, en un lugar calentito y tapada con un film.
Cuando haya levado al doble sacale el aire y arma los pancitos o los panes mas grandes. En esta ocasión yo juguè un poco con las formas, los palitos son tiras de pan enrolladas alrededor de un palillo para brochette, y los pancitos tambien son tiras enrolladas sobre si mismas. Luego los pinte con un poco de huevo y los espolvoreé con sal gruesa, podes usar semillas de amapola o queso rallado.
Dejalos levar un rato y luego llevalos a horno mediano y precalentado, el tiempo del horneado depende del tamaño del pan, cuando lo golpeas con el nudillo tiene que sonar como hueco. Sacalos y tapalos con un repasador.
Si hiciste una o dos hogazas de pan sin ponerle nada arriba, queda buenisimo si lo mojas cuando esta caliente todavia con agua en la que diluiste un huevo batido. Le pasas esta mezcla bien por todos lados y lo dejas secar, le queda una corteza suave y brillante muy rica.
Esto lo aprendi cuando estuvimos en la Patagonia este verano en un pueblito perdido llamado Ricardo Rojas. alli cenamos en el único lugar que habia, y la señora que nos atendió estaba haciendo pan para todo el pueblo y justamente pasandole esta mezcla de huevo y agua. Demas esta decir que nos sirvio el pan recien hecho con un guiso de cordero humeante, potente y exquisito.

1 comentario:

  1. Hermosa tu abuela, una foto divina. También me gusta tu receta, pero debo confesar que la foto ha captado mi atención,
    un beso,
    Myriam

    ResponderEliminar